make steps by salkantay

Al elegir una vía para ir a la ciudadela de Machu Picchu tenemos muchas opciones, cada una con una belleza diferente. Primero, la ruta por tren a Machu Picchu desde Cusco donde se puede apreciar el paisaje en la vía, y luego la aventura de atravesar el antiguo sendero de piedra del clásico Camino Inca de 4 días. Finalmente, una opción menos concurrida pero igual o más emocionante: el tour del Salkantay Trek.

¿No conoces esta ruta? Aquí te mostramos cinco razones para que elijas el camino del nevado sagrado en tu próximo viaje a Machu Picchu.

Conquista el nevado sagrado Salkantay

Tanto los fanáticos del trekking como los aventureros que van por primera vez reconocerán la majestuosidad del nevado sagrado Salkantay y sus 6271 metros de altitud. Sus cumbres nevadas y el paisaje andino además de retador son dignos de cualquier fotografía de portada.

El paso más alto durante el camino es de 4650 metros de altitud. Conquistar semejante altura es un privilegio para los más intrépidos y retadores. ¿Te atreves a pasar por caminos agrestes y una laguna para llegar al Salkantay?

Conoce la cultura inca de cerca: las apachetas

Al llegar al paso de Salkantay notarán una atmósfera de misticismo en el lugar y estamos seguros que sentirán curiosidad por los montoncitos de piedras cubiertos de nieve que se ven por doquier e el abra de Salkantay. Las apachetas son ofrendas hechas por los caminantes a los apus, las montañas sagradas incas y a la Pachamama, la madre tierra.

Antes de continuar, el guía realizará una ofrenda de las mejores hojas de coca para pedir protección durante el viaje y como agradecimiento. Las apachetas son consideradas sagradas, por lo que hay que tener cuidado con ellas. ¿Deseas ver este ritual más de cerca?

Anuncios

CULTURA CUSQUEÑA

El imperio inca es una cultura artística llena de arte por esto el número de danzas mitos y cantos es incontable en esta cultura, una de las de mayor expresión del arte andino en Latinoamérica.

Una pequeñísima parte de este acervo cultural se ha conservado hasta hoy día gracias a las recopilaciones que hicieron los cronistas. Se trata, sobre todo, de poesías como los haylli, que eran una especie de himnos guerreros, o los harawi, que, por el contrario, eran canciones de amor y de ausencia.El imperio inca es una cultura artística llena de arte por esto el número de danzas mitos y cantos es incontable en esta cultura, una de las de mayor expresión del arte andino en Latinoamérica.

Durante los primeros siglos de la colonia, el género más característico fue la crónica. Entre los cronistas que nacieron en el Cusco o que crearon su obra en la antigua capital incaica destacan:

Inca Garcilaso de la Vega, con sus Comentarios Reales de los Incas (1609) Vasco de Contreras y Valverde, con su Relación de la Ciudad del Cuzco (1649) Diego de Esquivel y Navia, autor de las Noticias Cronológicas de la Ciudad del Cuzco (1749) Ignacio de Castro, quien escribió una Relación de la Fundación de la Real Audiencia del Cuzco (1788). Un hombre de letras que también alcanzó renombre en su tiempo y que es considerado hasta ahora uno de los pilares de la literatura peruana colonial fue Juan Espinoza Medrano, El lunarejo, autor de un Apologético en favor de Luis de Góngora (1662), de gran maestría estilística.

El Inca Garcilaso de la Vega (1540-1616) es, sin embargo, quien alcanza estatura universal. Para muchos encarnación del mestizaje que se produce en tierras peruanas tras la conquista española. Garcilaso es ante todo el autor de esa mezcla de crónica histórica, literatura y autobiografía que son los Comentarios Reales de los Incas, libro escrito en plena madurez intelectual y en el que el Inca hace una reconstrucción de la vida en el imperio de los incas, no siempre fidedigna pero llena, en cambio, de la admiración que los cusqueños sienten por ese período de su historia.

Otro momento interesante de la literatura cusqueña colonial está relacionado con el quechua y se produce a partir de fines del siglo XVII. Por entonces, el nacionalismo en germen de sectores criollos hace que se empiece a producir una literatura en el idioma nativo que busca adueñarse del pasado incaico. Tal es el caso, por citar sólo los ejemplos más representativos, de los dramas en quechua Uscar Pauca y Ollantay. De hecho, algunos estudiosos consideran que el período que va de fines del siglo XVII a finales del XVIII, es el siglo de oro del quechua literario. que eran una especie de himnos guerreros, o los harawi, que, por el contrario, eran canciones de amor y de ausencia.

Durante los primeros siglos de la colonia, el género más característico fue la crónica. Entre los cronistas que nacieron en el Cusco o que crearon su obra en la antigua capital incaica destacan:

Inca Garcilaso de la Vega, con sus Comentarios Reales de los Incas (1609) Vasco de Contreras y Valverde, con su Relación de la Ciudad del Cuzco (1649) Diego de Esquivel y Navia, autor de las Noticias Cronológicas de la Ciudad del Cuzco (1749) Ignacio de Castro, quien escribió una Relación de la Fundación de la Real Audiencia del Cuzco (1788). Un hombre de letras que también alcanzó renombre en su tiempo y que es considerado hasta ahora uno de los pilares de la literatura peruana colonial fue Juan Espinoza Medrano, El lunarejo, autor de un Apologético en favor de Luis de Góngora (1662), de gran maestría estilística.

El Inca Garcilaso de la Vega (1540-1616) eEl imperio inca es una cultura artística llena de arte por esto el número de danzas mitos y cantos es incontable en esta cultura, una de las de mayor expresión del arte andino en Latinoamérica.

Una pequeñísima parte de este acervo cultural se ha conservado hasta hoy día gracias a las recopilaciones que hicieron los cronistas. Se trata, sobre todo, de poesías como los haylli, que eran una especie de himnos guerreros, o los harawi, que, por el contrario, eran canciones de amor y de ausencia.

humantay lake – salkantay trek

Humantay, es una montaña revestida de nieve que forma parte de la cordillera de Vilcabamba y da origen a la formación de esta espléndida Laguna de coloracion turquesa que es alimentado por los glaciares de la montaña y que es una joya de la naturaleza en la ruta del Apu Salkantay.

La laguna de Humantay está ubicada en la provincia de Anta, zona del Cusco y es asi como la milenaria ciudad del Cusco nos vuelve a sorprender al presentar una nueva alternativa para los viajeros que deseen disfrutar de la naturaleza y el paisaje natural al pie de un nevado rodeada de imponentes glaciares, esta caminata es impresionante vale la pena hacerla ya que los paisajes son increíbles y los más valientes, hasta podrán darse un baño en las heladas aguas de la laguna.

Se sale muy temprano de Cusco en carro por 2 horas aprox. hasta el pueblo de Mollepata, donde por lo general se toma el desayuno y se consigue las ultimas provisiones, luego se parte nuevamente en carro por 1 hora más hasta llegar a la comunidad de Soraypampa desde donde se emprende la caminata cuesta arriba alrededor de una hora y media a dos aproximadamente, mientras camina percibirá el panorama de montañas cubiertas de nieve, paisaje naturales impresionantes y la gran diversidad de flora y fauna hasta llegar a la Laguna Humantay donde disfrutará de las impresionantes vistas del lago Humantay y las montañas circundantes de este maravilloso lugar, de retorno se inicia la caminata hasta llegar a Soraypampa y desde alli retornar en carro a Cusco.

Para realizar la excursión deberá contactar con una agencia especializada de turismo..

nevado humantay – soraypampa

Ubicada en la cordillera de Vilcabamba, al pie del nevado Humantay, se encuentra la fascinante laguna del mismo nombre, a una altitud de 5,473 metros y la segunda más elevada de la región Cusco, que en los últimos años se ha convertido en destino de los excursionistas que visitan el sur del Perú.

Para llegar a esta laguna de origen glaciar, hay que dirigirse desde la ciudad del Cusco a la localidad de Soray Pampa, que se encuentra ubicada a 3,900 metros sobre el nivel del mar, cercana a otro espectacular nevado Salkantay.
Luego, se debe realizar una caminata por alrededor de 3 horas por un sendero altoandino en cuyo trayecto se puede observar paisajes multicolores donde predominan las áreas de cultivo local que armonizan con las montañas nevadas.

MINAS DE SAL DE MARAS

El recorrido por el Valle Sagrado de los Incas es una parte esencial en su exploración por lo que fue el territorio de los Incas en Perú. De hecho, mientras recorre el valle, disfrutará de vistas impresionantes y encontrara muchos recintos arqueológicos; si bien no es netamente un recorrido turístico, no puede pasar por alto la visita a las fascinantes y antiguas minas de sal, conocidas como las Salineras de Maras; son miles de pequeñas piscinas excavadas en la ladera de una montaña; estas se llenan de agua salada que se evapora dejando atrás la sal. A lo lejos y dependiendo de la hora del día, las miles de terrazas blancas de las Salineras de Maras, muestran tonalidades increíbles que han sido captadas por los mejores lentes de amantes de la fotografía de todo el mundo.

¿Dónde se encuentran las Salineras de Maras?

Las miles de piscinas poco profundas llenas de agua salada, están excavadas en la ladera de la Montaña Qaqawiñay a 3,380 m. de altura, a 46 km de la Ciudad del Cusco, en el Valle del Urubamba. Las 3,000 piscinas son alimentadas por un manantial subterráneo hipersalino que se origino hace 110 millones de años durante la formación de las montañas de la Cordillera de los Andes (Orogenia Andina).

Las salineras (minas de sal) de Maras

Sin duda es muy buen deporte ir allí y comprar algunas sales con sabor y otros recuerdos (demasiado caros), aunque después llegue a casa y vaya al supermercado por una bolsa de esa sal marina francesa sin siquiera mirar el precio. En las Salineras de Maras puede comprar “sal natural de color rosa”; esta obtiene su hermoso color de los elementos naturales del agua del manantial, incluyendo magnesio, calcio, potasio y silicio; y por si no lo sabía, solo hay 4 lugares en el mundo de donde se puede extraer sal rosada y Maras es uno de ellos. Otra de las cosas interesantes de las Salineras de Maras, es que puede recoger su propio puñado de sal o comprar una bolsa, frasco o lata en la tienda de regalos Maras.

¿Cómo funcionan las Salineras de Maras?

Luego que las miles de piscinas poco profundas se llenan con agua salada (caliente) proveniente del subsuelo, el manante es bloqueado durante unos días; el intenso sol hace que el agua se evapore, dejando cristales de sal pura que luego es “cosechada” con un trozo de madera con el cual se va raspando la sal, que se coloca en pequeños cestos para eliminar el agua sobrante. Al cabo de esos días, se vuelve a abrir el paso de agua y el proceso se repite.

HUMANTAY LAKE

Si busca paisajes realmente espectaculares y solo tiene un día en Cusco, le ofrecemos la excelente opción del Lago Humantay. Humantay es una montaña nevada (5835 m / 19143 pies), sobre la cual se encuentra un glaciar que alimenta el lago Humantay, y solo necesita un día para explorar la zona y disfrutar de este lugar increíble con vistas realmente espectaculares del verde, turquesa y los tonos azules del lago y los hermosos picos nevados de Salkantay y Humantay.
Lago Humantay Ubicado en el distrito de Mollepata, y bajo la nieve que le da su nombre, el Lago Humantay es impresionante, majestuoso e impresionante para todos aquellos turistas que acuden a él y durante mucho tiempo, la laguna era parte de la ruta turística. Varios días para el nevado Salkantay.

El Valle Sagrado

Se entiende que el valle, que se extiende generalmente de oeste a este, incluye todo a lo largo del río Urubamba entre la ciudad y las ruinas incas en Písac y Machu Picchu, a 100 kilómetros de distancia. El Valle Sagrado tiene elevaciones sobre el nivel del mar a lo largo del río que van desde los 3.000 metros (9.800 pies) en Pisac hasta los 2.050 metros (6.730 pies) en el río Urubamba, debajo de la ciudadela de Machu Picchu. A ambos lados del río, las montañas se elevan a elevaciones mucho más altas, especialmente al sur, donde dos montañas prominentes dominan el valle: Sahuasiray , 5,818 metros (19,088 pies) y Veronica, 5,893 metros (19,334 pies) en elevación. El suelo del valle intensamente cultivado es de aproximadamente 1 kilómetro (0,62 mi) de ancho en promedio. Valles laterales y terrazas agrícolas ( andenes ) amplían el área cultivable.

Los primeros incas vivían en el área de Cuzco.  Por conquista o diplomacia, durante el período 1000 a 1400 dC, los incas lograron el control administrativo de los diversos grupos étnicos que viven en o cerca del Valle Sagrado. 

La atracción del Valle Sagrado al Inca, además de su proximidad a Cuzco, fue probablemente que era más baja en elevación y, por lo tanto, más cálida que cualquier otra área cercana. La elevación más baja permitió que el maíz se cultivara en el Valle Sagrado. El maíz era un cultivo de prestigio para los incas, especialmente para hacer chicha , una bebida fermentada de maíz que los incas y sus sujetos consumían en grandes cantidades en sus numerosas fiestas ceremoniales y festivales religiosos. 

La producción de maíz a gran escala en el Valle Sagrado fue aparentemente facilitada por las variedades cultivadas en el cercano Moray , ya sea un laboratorio gubernamental de cultivos o un vivero de plántulas de los incas. 

Los incas habitualmente dividían las tierras conquistadas en tres partes más o menos iguales. Una parte fue para el emperador (el Sapa Inca ), una parte para el establecimiento religioso y una parte para las comunidades de agricultores. En el siglo XV, el Valle Sagrado se convirtió en un área de fincas reales y casas de campo. Una vez que un emperador creó una propiedad real, continuó siendo propiedad de los descendientes del emperador después de su muerte. La finca del emperador Yawar Waqaq (ca. 1380 CE) estaba ubicada en Paullu y Lamay (unos pocos kilómetros río abajo de Pisac); Huchuy Qosqo , la finca del emperador Viracocha Inca , domina el Valle Sagrado; la finca dePachacuti (1438-1471 CE) estuvo en Pisac; y las escasas ruinas de quispiguanca . La finca del emperador Huayna Capac , se encuentra en la ciudad de Urubamba .La mayoría de los arqueólogos creen que Machu Picchu fue construido como una finca para Pachacuti.

Las terrazas agrícolas, llamadas andenes, se construyeron en las laderas que flanquean el fondo del valle y hoy son los signos más visibles y generalizados de la civilización inca en el Valle Sagrado. 

En 1537, el emperador inca Manco Inca Yupanqui luchó y ganó la batalla de Ollantaytambo contra un ejército español encabezado por Hernando Pizarro . Sin embargo, Manco pronto se retiró del Valle Sagrado y el área quedó bajo el control de los colonialistas españoles.

llactapata – salkantay trek

Llactapata es un Pueblo Inca, que se encuentra, ubicado a 2,840 m. / 8,136 ft. en la confluencia de los ríos Cusichaca, Urubamba en la montaña llamada Patallaqta, provincia de Urubamba, departamento de Cusco.

Se trata de construcciones con varios sectores bien definidos, recintos, andenes, plazas, escalinatas, canales, etc. Resaltanto, de manera especial las terrazas agrícolas y su sistema de drenaje. Este sitio arqueológico no debe ser confundido con otro lugar del mismo nombre, ubicado al oeste de Machu Picchu, que se puede visitar en la caminata al Salkantay, que era un centro ceremonial.

Llactapata del Camino Inca fue un pueblo eminentemente agrícola, era probablemente el lugar donde se concentraban los productos del Valle. Tiene construcciones apartadas de los andenes que pudieron ser graneros.

machupicchu montaña

En su viaje a Machu Picchu tendrá la oportunidad de hacer senderismo por las montañas entre las que se encuentra construida la Ciudad Inca; el ascenso a estás montañas le permitirá ver la ciudad de Machu Picchu desde arriba. Ambas montañas necesitan de un boleto en especial, ambas ofrecen espectaculares vistas de Machu Picchula mayoría de personas pueden recorrer la montaña Machu Picchu, pero no todas pueden recorrer el Huayna Picchu, sepa por qué.

Diferencia entre las montañas Machu Picchu y Huayna Picchu

La montaña Huayna Picchu es la que aparece detrás de Machu Picchu en su clásica foto postal; sus senderos incas construidos a un lado de la montaña, pueden resultar aterradores para las personas con miedo a las alturas; estos circulan al lado de abismos de cientos de metros, son empinados y angostos; con algunas secciones en las que tendrá que sujetarse de cables de seguridad para equilibrarse; es un reto para cualquier persona. Si sufre de vértigo o no puede controlar su miedo a las alturas, será mejor que pase por alto está montaña. La montaña Machu Picchu, ofrece caminos menos empinados, más anchos y visualmente menos aterradores.

Los senderos de la montaña Machu Picchu le ofrecen largos períodos de tiempo sin ver a nadie; muy diferente a la montaña Huayna, en la que tendrá que esperar su turno para poder usar la ruta de acceso. Ambos caminos tienen casi la misma distancia (unos 2 km), sin embargo, la caminata a la cima del Huayna Picchu es más vertical que la Montaña Machu Picchu y le llevara menos tiempo.

La montaña Machu Picchu es una de las caminatas más asombrosas en Machu Picchu; sin embargo, si puede vencer su miedo a las alturas, le recomendamos reservar la montaña Huayna Picchu, es posible que su vida cambie por completo luego de llegar a la cima.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑